Siempre terminamos yendo a los grandes clásicos. El otro día tenía el ordenador enfrente y la posibilidad de ver Joker por segunda vez o La naranja mecánica por décima ocasión. Reconozco que dudé, pues podía ver Joker en versión original y apreciar la interpretación de Joaquin Phoenix hasta el último frame o decibelio, pero no. El Oscar no ha sido suficiente. Mi corazón me pidió volver a un gran clásico, Stanley Kubrick en la dirección, Álex y sus amigos haciendo tropelías y yo bailando I’m singing in the rain desde mi sofá.


Los Nikis cantaban aquella canción en la que explicaban a Álex que todo había cambiado mucho y ya no estaba de moda colchoquear, pero se olvidaron decirle que los grandes clásicos siempre tendrán la atención. Esto ocurre en el cine, pero se adapta a todos los aspectos. La gente sigue cantando a Nino Bravo cuando se bebe el segundo cubata, todos añoran el GTA San Andreas y el partido entre Real Madrid y Barcelona es el más visto… y decisivo.


Esta temporada parecía que algo podía cambiar. Los dos grandes clubes de La Liga no comenzaron como todo el mundo esperaba y tuvimos líderes extraños, pero aún en igualdad, han conseguido destacar. La lucha por el liderato ya es única de blancos y ​blaugranas. Los dos clubes son los únicos que han superado los 50 puntos y su inmediato perseguidor, el Getafe, apenas tiene 42. Los azulones tampoco dan señales de poder consagrarse campeones de una de las grandes ligas clásicas, la española.

Lionel Messi,Sergio Ramos,Francisco Alarcon 'Isco',Toni Kroos,Carlos Casemiro


El próximo 1 de marzo se enfrentarán Real Madrid y Barcelona en el Santiago Bernabéu. El Clásico. Los dos equipos pelearán por mucho más que defender el orgullo de un club y una ciudad. Esta vez, al contrario que en la primera vuelta, el tema central no estará en la política y lo que ocurra en los alrededores, sino que el duelo se batirá en el césped. Solo un punto de diferencia entre ​los merengues, líderes, y los culés. El club que consiga la victoria dará un paso de gigante para hacerse con el título, un partido regular llamado a ser una final. Un encuentro que ha cobrado mucha más importancia tras el fracaso copero contra los vascos.


El primer domingo de marzo tendremos otras opciones. En La Sexta harán el nuevo programa de Jordi Évole, en TeleCinco supongo que abordarán algún reality show, en Antena 3 lo intentarán con una película y en La 1 unos jóvenes se arrancarán a cantar en Operación Triunfo. Tenemos múltiples opciones, incluso en canales internacionales y en la Serie A, pero no nos engañemos. Todos sabemos lo que haremos. Preferimos el Clásico, las entrevistas a pie de campo, las discusiones entre jugadores, las grandes jugadas y los cánticos de la grada. Nos decantaremos por un clásico, pero no por uno cualquiera, sino por el Clásico. El Clásico más importante de los últimos años, el partido en el que se disputa el torneo liguero, el que de verdad nos encanta. 



¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!