​El lunes 17 de febrero se conocía que el ​Barcelona pagó a la empresa 13 Venture para dañar la imagen de los jugadores, información dada por alcadena SER. El programa 'El Larguero', de la misma emisora, confirmó las pruebas que apuntan a la colaboración entre el Barcelona y 13 Venture.

El dosier, de 36 páginas, revela los datos de seguimiento de las cuentas viculadas con las difamaciones de los jugadores del ​Barcelona. El club negó la relación con las cuentas mencionadas en el dosier tanto de ellos como de 13 Venture, y asegura en un comunicado que "si se demostrara algún tipo de relación, el Club rescindiría inmediatamente su relación contractual y ejercería las acciones legales oportunas en defensa de sus legítimos intereses".


Sin embargo, una de las cuentas mencionadas, Respeto y Deporte, está asociada a una web propiedad de 13 Venture. Además, el dosier revelado por El Larguero cuenta con un desglose de las cuentas de Facebook que solo debería ser accesible para los administradores. Además, el documento, reconocido por el club, está elaborado por Nicestream cuyo director, Carlos Ibáñez, es el mismo que el de 13 Venture.


Comunicado del F. C. Barcelona


A raíz de las informaciones difundidas hoy sobre la contratación de una empresa dedicada a crear estados de opinión en las redes sociales para erosionar la imagen de terceros relacionados directa o indirectamente con el Club, el FC Barcelona:

1.- Niega rotundamente ninguna relación y, aún más, la contratación de servicios vinculados a cuentas de redes sociales que hayan difundido mensajes negativos o de menosprecio en relación con cualquier persona, entidad u organización que tenga o haya tenido relación con el Club.

2.- I3 Ventures, proveedor del Club, no tiene ningún vínculo con estas cuentas y, si se demostrara algún tipo de relación, el Club rescindiría inmediatamente su relación contractual y ejercería las acciones legales oportunas en defensa de sus legítimos intereses.

3.- Asimismo, el FC Barcelona confirma que tiene contratados servicios de monitorización de redes sociales con el objetivo de tener conocimiento, tanto de los mensajes positivos como los negativos, de los que la Entidad es el objeto.

4.- Con la contratación de estos servicios, el Club vela por proteger y preservar su reputación, así como la de aquellas personas vinculadas al Club (patrocinadores, jugadores, directivos, socios, peñistas...), en la medida que la protección de esta reputación es un elemento primordial y un deber irrenunciable para los que trabajan por la Entidad.

5.- El Club exige la rectificación inmediata de las informaciones difundidas y se reserva el derecho a ejercer las acciones legales oportunas contra quien siga implicando al Club en este tipo de prácticas.