​El joven mediocentro uruguayo se ha convertido en un importante para el actual ​Real Madrid de Zinédine Zidane. Su mordiente, recorrido y aplomo son algunas de sus mejores virtudes que le permiten haberse convertido en un habitual en la Casa Blanca.


Federico Valverde llegó a la capital española en 2016 por 5 millones de euros. Fue una apuesta merengue por un chico de acababa de cumplir la mayoría de edad y se encontraba jugando en Peñarol, aunque no con demasiada constancia hasta el último tramo de temporada. Se le envió al filial, siendo titularísimo desde el principio y adquiriendo también experiencia con el juvenil en la Youth League.


El momento en el que el Real Madrid abona 5 millones de euros, Transfermarkt lo tasaba en 0,4 millones, lo que significa que la inversión multiplicaba por 12,5 su valor de aquél entonces. Marcó 3 goles y 2 asistencias en 36 encuentros y desde arriba se decidió que estuviera cedido en la máxima categoría del fútbol español al valorar que Segunda División B se le quedaba pequeña para progresar.


La Liga 2017-18 - FC Barcelona vs Deportivo La Coruna


La temporada 2017-18 la pasaría en el ​Deportivo de La Coruña, donde comenzó siendo importante pero fue perdiendo peso y culminó la mala experiencia con una lesión fuerte en la rodilla. Estuvo fuera de los terrenos de juego durante dos meses por culpa de dicha dolencia y no volvió a tener relevancia en el conjunto gallego. 


El ejercicio 2018-19 ya lo pasaría con el primer equipo blanco de forma íntegra. Comenzó con un papel de enorme irrelevancia para Julen Lopetegui, que le dio 36 minutos en toda su etapa como entrenador. Fue apareciendo regularmente, aunque generalmente desde el banquillo, gracias a que Santiago Solari le dio un voto de confianza, algo que Zinédine Zidane mantuvo en las últimas jornadas. Su valor aumentó hasta los 20 millones terminando la temporada.


Fede Valverde


Ya en el actual ejercicio, en cuestión de unos meses ha subido hasta los 50. El uruguayo ha sido titular en 12 de 20 encuentros de lo que llevamos de curso, anotando 2 goles y 3 asistencias, teniendo un gran equilibrio en el centro del campo con él como ayudante de ​Carlos Casemiro y sintiéndose en su salsa en el box-to-box. Su desgaste físico permite dar aplomo a una medular que sufrió en el trabajo defensivo durante el curso anterior con un ​Toni Kroos y un ​Luka Modric venidos a menos.


La reflexión sobre este año que puede hacer el jugador es que a base de trabajo y esfuerzo ha pasado de comenzar a tener sus opciones a demostrar que las merece. Probablemente estemos ante un futuro indiscutible centrocampista del Real Madrid, que ya puede planificar con más tranquilidad cómo será su centro del campo después de que los dos anteriores hayan pasado sus mejores años.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestr cuenta de Twitter!