Cinco canteranos rechazados que años más tarde se vengaron de sus clubes

1. Álvaro Morata (Real Madrid)

Tras destacarse en el Real Madrid Castilla, comenzó a pedir pista en el primer equipo merengue, pero adelante suyo estaban Cristiano Ronaldo, Benzema y otros grandes jugadores, por lo que el delantero hizo fuerza para que lo dejaran ir. La Juventus lo compró por 20 millones de euros y jugando para la Vecchia Signora, Morata eliminó al Madrid de la Champions 2015. Ante esto, el conjunto madrileño lo fue a buscar nuevamente y desembolsó por su ficha 30 millones. De todas formas, al año se volvería a ir, esta vez al Chelsea. 

2. Mats Hummels (Bayern Munich)

Surgido en la cantera del Bayern Múnich, Hummels pasó a préstamo al Borussia Dortmund en 2008, y tras una temporada allí fue comprado por 4 millones de euros. Siete años más tarde volvió a ponerse la camiseta del equipo más ganador de Alemania a cambio de 35 millones.   

3. Samuel Eto'o (Real Madrid)

Haber dejado ir a Eto'o puede ser considerada una de las peores decisiones de los últimos años por parte de la dirigencia madridista. El camerunés la rompía en la filial y poco a poco pedía oportunidades en Primera, pero las mismas nunca llegaron. Primero fue cedido al Espanyol y luego se marchó al Mallorca, donde le marcó 7 goles al equipo merengue. El Madrid lo quiso comprar (poseía el 50% de su pase), pero Eto'o se negó y para hacer incluso más grande la venganza, se fue al Barcelona. Real Madrid no gastó millones en una recompra, pero lo que lo sufrió fue mucho más caro que eso. 

4. Cesc Fábregas (Barcelona)

Cesc era una de las promesas de La Masía cuando partió al Arsenal en 2003 por 3,2 millones de euros sin haber debutado en Primera y con apenas 16 años. En 2011, ya siendo uno de los mejores volantes del mundo, Barcelona lo volvió a comprar por 34 millones.

5. Paul Pogba (Manchester United)

El francés llegó a las divisiones inferiores del Manchester United con apenas 16 años, pero a pesar de que poco a poco se fue destacando, no le dieron lugar y en 2012 se fue libre a la Juventus. Volvería 4 años después para convertirse en el pase más caro de la historia a cambio de 105 millones de euros.