Grandes batallas campales en los últimos años del fútbol sudamericano

1. Boca - Colo Colo (1991)

Semifinales de la Copa Libertadores 1991 entre Boca y Colo Colo. Era una época donde jugar de visitante en la Libertadores era sumamente peligroso, en la que los equipos locales apelaban a cualquier artimaña con tal de sacar ventaja. No queda claro qué fue lo que desató la batalla campal, pero los jugadores de Boca no solo pelearon contra los del rival sino también contra la policía chilena, fotógrafos e hinchas del Colo Colo. Queda para el recuerdo la imagen de un perro mordiéndole la nalga a Navarro Montoya.   

2. Vélez - Flamengo (1995)

Por los octavos de final de la Supercopa 1995, Flamengo le estaba pegando un baile bárbaro al Fortín en el partido de vuelta. Ganando 3 a 0, Edmundo empezó a tirar lujos. Al Chino Zandoná no le gustó nada y lo acomodó con una de las mejores trompadas que se hayan visto en el fútbol profesional. Memorable. Después de eso ya no había forma de parar la batalla.   

3. Lanús - Atlético Mineiro (1997)

Final de la Copa Conmebol 1997 entre Lanús y Atlético Mineiro. En el partido de ida jugado en La Fortaleza los brasileros se impusieron por 4 a 1 y los del Grana no se lo bancaron. Con Ruggeri a la cabeza, se armó una discusión hasta que voló una mano y se generó una verdadera batalla. El que que más cobró fue el DT del Mineiro, que se fue de la cancha con la mandíbula rota.  

4. Peñarol - Flamengo (1999)

Semifinales de Copa Mercosur 1999. Flamengo había ganado 3 a 0 en la ida, por lo que la victoria por 3 a 2 lograda en el Centenario no le alcanzó a Peñarol para pasar a la final. A nadie le llamó la atención que una vez consumada la eliminación, los jugadores del Manya quisieran cobrarse venganza a las piñas. Peñarol, siempre presente.  

5. Sao Paulo - River (2003)

River y Sao Paulo se medían por un lugar en la final de la Copa Sudamericana 2003. Tras el 3 a 1 en el Monumental a favor del equipo de Pellegrini, el conjunto brasilero logró darlo vuelta como local. Sin embargo, segundos antes de ir a los penales, un jugador brasilero le tiró una piña a Barrado y esa fue la chispa que desató la pelea entre varios más. 
​Finalmente, las cosas se calmaron, River ganó en los penales y pasó a la final.   

6. América de Cali - River (2003)

En el encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2003, América de Cali le ganaba 3 a 1 a River y lo estaba dejando afuera. En una jugada, Fernando Castro, el DT del conjunto local, intentó hacer tiempo y generó la reacción del Turco Husaín. Castro no se quedó ahí y le tiró del pelo al volante, desatando una pelea entre jugadores de los dos equipos. El partido continuó tras varios minutos y finalmente pasó de ronda. 

7. América - Sao Caetano (2004)

Uno de los episodios más violentos de la historia reciente de la Copa Libertadores se dio entre América y Sao Caetano, por los octavos de final de la edición 2004. Todo se desató después de un codazo de Cuauhtémoc Blanco sobre Anderson Lima. Después, Navia empujó a un rival y ya nadie podría parar la locura.  

8. Boca - River (2004)

Inolvidable episodio en uno de los superclásicos más calientes de la historia. En la ida de las semifinales de la Libertadores 2004, Gallardo lo bajó a Cascini, quien se paró inmediatamente y se puso cara a cara con el Muñeco. El árbitro Martin expulsó a los dos y comenzó una batalla en el medio de la cancha. Allí, el Muñeco le aplicó el famoso arañazo a Abbondanzieri. 

9. Internacional - Estudiantes (2010)

Estudiantes se había quedado afuera de las semis como local con el equipo de Porto Alegre y Desábato fue a buscar al Pato Abbondanzieri. El arquero suplente entró corriendo y le tiró un manotazo al Chavo y de ahí en más la pelea ya fue imparable.. 

10. Internacional - Chivas (2010)

Ya en la final y después de que el Inter se consagrara campeón, Omar Bravo y Héctor Reynoso de Chivas salieron enfurecidos a agredir a los jugadores brasileros. Los locales no se quedaron de brazos cruzados y devolvieron de lo lindo. 

11. Argentinos - Fluminense (2011)

Por la Libertadores 2011, en el último partido del Grupo 3 se enfrentaban Argentinos y Fluminense. Era un partido clave: el que ganaba clasificaba a octavos. Los jugadores del Bicho no se bancaron la derrota por 4 a 2 y salieron a buscar revancha. Volaron varias piñas y algunas patadas aquella noche en La Paternal.   

12. Peñarol - Santos (2011)

Final de Copa Libertadores 2011. El Santos de Neymar y Ganso vence a Peñarol y levanta su tercer trofeo. Los jugadores uruguayos no se toman bien la derrota y comienza una batalla campal con piñas y patadas para todos lados... 

13. Atlético Mineiro - Arsenal (2013)

En este partido entre Arsenal y Mineiro, el problema no se ocasionó entre los equipos sino entre los jugadores del equipo argentino y la policía. Finalizado el encuentro, los futbolistas de Arsenal fueron a reclamarle al árbitro y se encontraron con una dura respuesta de los uniformados, generando un combate que terminó con 8 jugadores detenidos. 

14. Gimnasia - Estudiantes (2016)

En un clásico caliente todo se fue de las manos en el final cuando los jugadores de Gimnasia se le fueron al humo a los de Estudiantes tras un violento foul de Santiago Ascacíbar. Hubo piñas y patadas de los dos lados con Andujar, Mazzola, Damonte​ y Medina, entre varios más, repartiendo y recibiendo por igual.  

15. Peñarol - Palmeiras (2017)

La cosa entre Peñarol y Palmeiras ya venía caliente del primer partido entre ambos jugado en San Pablo por la fase de grupos de la Copa Libertadores 2017, sobre todo después de las palabras de Felipe Melo tras el encuentro. En la revancha en Montevideo, el Verdao dio vuelta un 2-0 y los jugadores de Peñarol, nuevamente, no supieron digerir la derrota.