FC Porto v Saint-Etienne - Pre Season Friendly

Cinco buenos jugadores sudamericanos que nunca llegaron a rendir en Europa

Estos jugadores no pudieron replicar en el Viejo Continente el nivel que mostraron en sus clubes sudamericanos.

1. Juan Fernando Quintero

El autor del gol más importante en la historia de River tuvo un breve paso por el Pescara en la temporada 2012/2013. Jugó 17 partidos en los que marcó un gol y un par de buenas actuaciones hizo que el Porto lo comprara en 4,5 millones de euros.

En Portugal nunca logró asentarse, a tal punto que la segunda mitad de la temporada 2013/14 la disputó en el Porto B.

También pasó por el Rennes francés, pero tampoco allí logró desplegar su magia. Terminaría volviendo a Colombia en 2016 para luego dar el salto a River.

2. Lucas Pratto

Ni el mismo Pratto hubiera imaginado en 2008, cuando se encontraba en el Lyn de Oslo, que 10 años más tarde anotaría dos goles en una final de Copa Libertadores con la camiseta de River.

El Oso tuvo un primer chance en Europa en la Primera División de Noruega, donde marcó 7 goles en 25 partidos. Tras un regreso a Boca, un paso por Unión y una exitosa etapa en Universidad Católica de Chile, el Genoa lo compró por 4,5 millones de euros. En el conjunto italiano fue suplente en la gran mayoría de los partidos y tras un semestre volvió al país para jugar en Vélez.

3. Sebastián Battaglia

Nadie ganó más títulos con la camiseta de Boca que Sebastián Battaglía. Sin embargo, el volante no pudo repetir en Villarreal ni un 2% de lo hecho con el Xeneize. Jugó solo 29 partidos en la temporada 2004/2005 antes de regresar a la Argentina.  

4. Ricardo Centurión

Otro que no tuvo una buena experiencia en el Genoa. Campeón con Racing y con Boca en el fútbol argentino, en el Calcio jamas pudo desequilibrar ni tener la continuidad y la confianza que sí tuvo en el país. Entre sus dos etapas en Italia, jugó 22 partidos y no anotó goles.

5. Rubén Botta

Sus destacadas actuaciones en Tigre captaron la atención del Inter, equipo que lo compró en 2013. Le llevó tiempo debutar debido a una lesión que arrastraba y cuando lo hizo no mostró el nivel necesario para permanecer en un cuadro tan importante como el neroazzurro. Pasó a préstamo a Chievo Verona, pero la historia se repetiría allí también. En 2015 lo compró Pachuca y en 2017 volvió a la Argentina, al igual que muchos de esta lista, para jugar en San Lorenzo.