​El Atlético de Madrid tiene en su agenda a un centrocampista ofensivo sudamericano con muchísimo futuro. Es brasileño, se desempeña en el Benfica y se llama Anderson Talisca. El conjunto portugués ha tasado al jugador de 21 años en 25 millones de euros, cantidad a la que en ningún caso va a llegar el club colchonero. Pero existe una manera de abaratar el coste del fichaje.



Y es que, tal y como apunta el diario luso A Bola, el Benfica necesita un delantero para completar su plantilla, y se ha fijado en el mexicano Raúl Jiménez, por lo que podría producirse un posible intercambio entre los dos jugadores.


Sin embargo, en las oficinas del Atlético de Madrid no tienen intención de vender al ariete por el momento. Los dirigentes colchoneros quieren cederle a algún club para que coja minutos y se adapte de una vez al fútbol europeo, puesto que el 'Cholo' Simeone confía en que pueda ser uno de los delanteros de futuro del Atlético.


Hay que recordar que el Benfica no es el único pretendiente de Raúl Jiménez, pues el Oporto, club rival en la liga portuguesa, también ha manifestado su deseo de contar con el mexicano, ya sea cedido o en propiedad, para la temporada que viene.



​​