Cristiano Ronaldo ha convertido su casa en una especie de clínica médica particular. El crack del Real Madrid está siguiendo un plan específico de entrenamiento para recuperarse de esas molestias que sufre en el tendón rotuliano de su pierna izquierda desde abril del año pasado. El astro portugués ha instalado dos máquinas de alta tecnología para acortar los plazos de recuperación y estar al 100% para el derbi contra el Atlético de Madrid del próximo 13 de septiembre en el Santiago Bernabéu.


El objetivo de este novedoso tratamiento es superar las molestias en el tendón rotuliano sin pasar por el quirófano y sin tener que someterse a infiltraciones para poder jugar sin problemas los partidos. Según el diario 'Marca', la primera máquina es un "cilindro de vacío" que, a través de una "presión negativa", aumento el riego sanguíneo en la inserción de los tendones rotulianos y eso hace que el tejido desgastado se regenere más rápidamente.


El otro aparato está destinado a solucionar los daños colaterales que esas molestias en el tendón rotuliano le han producido. Debido a esas molestias, Cristiano Ronaldo se ha visto obligado a cambiar su forma de tiro por miedo a una lesión mayor. A la hora de golpear el esférico, "retrae la pierna" demasiado y eso le produce sobrecargas en los isquiotibiales y en el bíceps femoral que pueden llegar a transformarse en roturas fibrilares.


La segunda máquina intenta precisamente evitar eso. Consiste en "dos rodillos motorizados" que relaja los músculos de la pierna y los ablanda cuando la zona se sobrecarga en exceso. Es un tratamiento que generalmente en las clínicas se usa para quemar grasa y adelgazar. Y todo sin moverse de casa


Plan específico en Valdebebas


Liberado de acudir con su selección, CR7 complementa la rehabilitación a domicilio con un plan de entrenamiento particular en Valdebebas. Seis horas diarias de entrenamiento en doble sesión y con deberes para casa. El viernes pasado la plantilla tuvo el día libre y Cristiano acudió por su cuenta para seguir poniéndose a punto. El objetivo es estar el disponible para el derbi del próximo sábado, a las 20.00h, contra el Atlético de Madrid en el Bernabéu.


Ese plan de entrenamiento está siendo la pretemporada del crack blanco. En verano, Ronaldo no pudo entrenar al mismo nivel que sus compañeros, forzó para jugar y las lesiones aparecieron. Estos días se 'machaca' en Valdebebas con trabajo de campo, gimnasio, sesiones de fisioterapia y ejercicios en la piscina.